Un acuerdo que empobrece aún más a los empleados públicos

147

CCOO y UGT firman un acuerdo que empobrece aún más a los empleados públicos

Algunos de los sindicatos firmantes del conflicto, andan ahora anunciando a bombo y platillo que han acordado con el gobierno un aumento salarial para los empleados públicos, con subidas de hasta el 9,5% en tres años, nos venden un éxito que no cubre siquiera la subida de la inflación de este año.

Teniendo en cuenta que la subida acordada no es del 9,5% si no del 7,5% (en el mejor de los casos), ya que se está contando con el 2% que ya nos subieron en enero de este año. Lo que están vendiendo como un gran logro es más bien un mal acuerdo para los empleados públicos que volvemos a perder poder adquisitivo.

Si no se revierte esta situación, acabaremos viendo como nuestros compañeros del C2 verán incrementado su salario por estar por debajo del SMI, que según fuentes oficiales en 2023 será de 1049€.

Además de una subida que equipare nuestros sueldos a la inflación, echamos de menos:

  • Derogación del Real Decreto-ley 8/2010 para recuperar lo perdido en las pagas extras.
  • Incremento de los haberes reguladores de las pensiones de clases pasivas.
  • Actualización de las cuantías de las dietas.

Lo que sí se ha conseguido es lo que uno de los sindicatos firmantes ha simplificado con una críptica “derogación de los aspectos lesivos del RDL 20/2012”, mientras que el otro se limita a definirlo como “recuperación de derechos sindicales”. Ninguna de las dos organizaciones se atreve a reconocer abiertamente lo que esto significa: el fin de la reducción de créditos y permisos sindicales, o lo es lo mismo, la recuperación de una mayor disposición horaria que se traducirá en más liberados sindicales.

Puede que sea casualidad el que los grandes beneficiarios de esa medida sean los mismos que ahora han firmado su recuperación. O quizás ésta haya sido la moneda de cambio para aceptar una nueva pérdida del poder adquisitivo, que no se actualice la cuantía de dietas, no se recupere el 100% de la paga extra…

UCESHA celebra que en la Mesa General de Función Pública se hayan acordado una serie de medidas que se negociarán en próximas semanas, entre las que se encuentra Aplicar plenamente la clasificación profesional del artículo 76 del TREBEP, de modo que se lleve al GRUPO B a todas las categorías que exigen la titulación de Grado Superior, lo que implicaría una importantísima subida.”

Por fin ven la luz al final de túnel, anaranjada, por cierto.

Son pocos los puestos afectados en la AEAT (aparte de los recogidos en la sentencia ganada por los Delineantes del Ministerio). Esperemos que como viene reclamando UCESHA desde 2016, también pidan la creación del GRUPO B y su ocupación por el subgrupo C1 junto con la integración automática del subgrupo C2 en el C1, porque ni la propia Agencia Tributaria duda que en el desempeño de nuestros puestos de trabajo (C2+C1) desarrollamos con éxito funciones, contenidos y competencias que se corresponden, según ese mismo TREBEP, con los citados y correspondientes Grupo/Subgrupo de Clasificación.

Cierto que nunca se ha exigido titulación de Técnico Superior (antigua FP2) o Técnico (antigua FP1) para acceder a estos puestos, pero no es menos cierto que llevamos años formándonos y acumulando experiencia sin incumplimientos, por nuestra parte, a la hora de sumar objetivos a la cuenta de resultados de la AEAT.

NOTA INFORMATIVA