Campaña de renta: 3 Pasos para acabar con ella

129
  1. REDUCIR A LA MITAD LA DURACIÓN DE LA ATENCIÓN PRESENCIAL
    1. Con la excusa de la situación sanitaria debida al COVID-19, programar una primera mitad de la campaña en que únicamente se realizaran rentas telefónicas.
    2. Informar a los contribuyentes de que la atención presencial en oficinas se realizará únicamente en el mes de junio y con cita previa.

 

  1. REDUCIR EL NÚMERO DE PUESTOS DE ATENCIÓN PRESENCIAL
    1. Con la excusa de la situación sanitaria debida al COVID-19 y argumentando la limitación de aforos, programar durante el mes junio más puestos de atención telefónica que de atención presencial.
    2. No tener en cuenta la previsión del incremento en unas 400.000 personas obligadas a declarar para incrementar proporcionalmente los servicios ofrecidos.
    3. Tras un inicio de campaña en que la demanda de atención telefónica fue muy inferior a la prevista, no reconocer que un enorme sector de la población demanda servicios presenciales, y no rectificar los cuadrantes de renta para ofertar más puestos presenciales.

 

  1. REDUCIR EL NÚMERO DE CITAS POR PUESTO PRESENCIAL
    1. Sin excusa alguna, reducir el número de citas por cada puesto presencial, dejando la atención presencial en la mínima expresión y consiguiendo el deseado efecto de que el contribuyente, desesperado, acabe acudiendo a una gestoría.

Este parece ser el plan preparado en la AEAT, con su aplicación, la campaña de ayuda al contribuyente está abocada a la desaparición. LA AEAT ESTÁ OLVIDANDO QUE SOMOS UN SERVICIO PÚBLICO.

Con la imagen de la AEAT cada vez más deteriorada entre la población, cuando más obligados tributarios hay, (ERTES, IMV) colectivos con una situación económica penosa.   Observamos como la Campaña de Renta vuelve a ser mermada, se reduce cada año un poco más tanto para el contribuyente como para los trabajadores, han acabado casi en su totalidad con el personal de apoyo, ahora son los operadores (la inmensa mayoría Grupos C) los que también tienen que hacer esa labor, los participantes cada vez encuentran más dificultad para trabajar en la campaña, medidas más rígidas, menor horario para almorzar….

En UCESHA haremos todo lo que esté en nuestra mano para que la AEAT gire el timón de este servicio de ayuda al contribuyente. Si el rumbo no cambia en unos pocos años, se dará por muerta a la Campaña de Renta, y nos dirán que fue por falta de demanda del servicio.

NOTA INFORMATIVA