ORGANIZACIÓN PRÁCTICAS AGENTES VA

176
COMUNICADO VIGILANCIA ADUANERA
 ORGANIZACIÓN PRÁCTICAS AGENTES
        Desde UCESHA hemos trasladado nuestra más absoluta indignación a la Directora de RRHH y al  Director Adjunto de Vigilancia Aduanera, por la falta de organización en las prácticas de los agentes de Vigilancia Aduanera que ahora llegan a su fin. Un proceso marcado por la pandemia hasta tal punto que ellos mismos se denominan la “promoción COVID».

Trastocados los planes de formación por la cancelación de las prácticas en la Escuela Nacional de Policía de Ávila, no quedó más remedio que volcar los esfuerzos de su preparación en las unidades de Vigilancia Aduanera para conseguir los objetivos del periodo de prácticas, dirigidos a proporcionar un conocimiento global de las áreas y actividades de las unidades de VA y permitirles una aplicación práctica de los conocimientos teóricos exigidos en el período selectivo.
Estos son los objetivos recogidos en el plan de formación, sin embargo, a la hora de ejecutar las acciones necesarias, encaminadas para su consecución se puso de manifiesto una falta absoluta de planificación.
.

Cada unidad operativa o base marítima interpretó a su libre albedrío las acciones didácticas a emprender. No hubo criterio o instrucción que regulara el periodo de prácticas para que todos recibieran la misma formación. Los jefes entregaron su formación a compañeros que con la mejor voluntad les mostraron en qué consistía su trabajo diario Los que más suerte tuvieron, recibieron formación en armamento, incluso algunos, hicieron prácticas de tiro. No entendemos por qué no se aprovecharon los conocimientos de los instructores titulados, para llevar a cabo estas prácticas en la mayoría de los destinos. En definitiva, recibieron una formación desigual e improvisada, incluso algunos fueron enviados de vuelta a sus casas sin hacer casi prácticas.

Los compañeros que hemos estado con ellos durante estas semanas de prácticas nos hemos sentido avergonzados al comparar su grado de motivación y la falta de planificación a la que se vieron sometidos en su formación.

Cualquier bien pensado atribuiría toda esta desorganización a las circunstancias epidemiológicas si no se hubiera puesto la guinda del despropósito con lo sucedido en las prácticas de tiro durante la semana de formación en la Escuela Nacional de Policía, recibida del 15 al 19 de febrero: A estos funcionarios en prácticas se les ha instruido en el uso y manejo de un arma desfasada y que no es la propia de su dotación.

Quienes mes a mes cobran su nómina de la AEAT por organizar su formación saben que en la Escuela de Ávila no disponen desde hace años  del modelo HK USP Compact, arma reglamentaria de los funcionarios de Aduanas por lo que debieron de  proveerles de un número suficiente para evitar ser instruidos con  la “obsoleta” STAR 28PK., pues su funcionamiento difiere notablemente de la nuestra en el procedimiento de puesta del seguro manual y el desamartillado del arma. Esta no es una cuestión baladí, pues  la confusión entre el desamartillado de la HK y el de la STAR podría derivarse en un disparo accidental.

Como sindicato nos corresponde poner en su conocimiento este desastre organizativo y deben ser los responsables del departamento quienes deban enmendarlo y/o exigir responsabilidades.