Altos cargos de la Agencia Tributaria acuden a un curso en un hotel de lujo en Sanxenxo

10

Faro de Vigo

WWW.farodevigo.es 

Los funcionarios censuran el uso de dinero público para unas jornadas en un “cuatro estrellas”

01.11.2014 | 01:48

Preferentistas y emigrantes retornados, ante el hotel. // FdV

Preferentistas y emigrantes retornados, ante el hotel. // FdV 

Altos cargos gallegos de la Agencia Tributaria organizaron un curso formativo, impartido por ponentes de otras ciudades españolas, en un “spa” de Sanxenxo, donde pasaron la noche del jueves al viernes. La estancia en el hotel, un talaso de cuatro estrellas con vistas a la ría de Pontevedra, fue pagada con fondos públicos. Un grupo de personas afectadas por las preferentes y de emigrantes retornados a los que Hacienda multó por no haber tributado por sus pensiones en el extranjero se concentraron ayer en las puertas del recinto tras recibir el chivatazo de que en el interior se encontraban los máximos mandatarios de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) en Galicia.

“Entendemos que cuando se exige austeridad y control en el gasto público los responsables de los organismos e instituciones públicas deben ser los primeros en dar ejemplo”, subraya la Confederación Intersindical Galega (CIG), la central más representativa en el ámbito de los funcionarios de la AEAT en Galicia. Personal laboral de la entidad considera “inconcebible” que los altos cargos escogiesen “un hotel de lujo” de Sanxenxo para organizar la jornada. Los funcionarios, además, denuncian que cuando ellos reciben formación lo hacen a través de videoconferencia, al tiempo que aseguran que la delegación de A Coruña cuenta con aulas para acoger eventos como el que los máximos mandatarios decidieron organizar en un spa.

La CIG destacó que el encuentro se realizó en un hotel de cuatro estrellas de Sanxenxo “mientras se imponen todo tipo de sacrificios a los ciudadanos y a los empleados públicos”. El sindicato remitió ayer un comunicado al Ministerio de Hacienda para trasladar a Cristóbal Montoro la “indignación” de los funcionarios y exigirle el “cese fulminante” del director de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria. “Para la CIG esta clase de actuaciones de los altos cargos de la AEAT no tienen justificación posible, ya que suponen un escándalo de dimensiones mayúsculas y una falta de respeto a todo el personal de la Agencia Tributaria, al contribuyente y a todos los ciudadanos”, recalcó ayer la central sindical, al tiempo que reclamó al Ministerio de Hacienda que dé “las explicaciones oportunas” sobre el “malgasto” de los fondos públicos.